cabecera

Condroprotección

Espacio dirigido a profesionales de la salud, dedicado a la prevención, tratamiento e investigación de la artrosis

Pacientes

Artrosis

Todo lo que necesitas saber sobre esta enfermedad




¿Qué es la artrosis?

La artrosis es una enfermedad crónica del aparato locomotor debida a la degeneración o al desgaste de las articulaciones. Constituye uno de los procesos más frecuentes, fundamentalmente en la segunda mitad de la vida, siendo su evolución generalmente de carácter progresivo y que puede afectar tanto a las articulaciones de la columna vertebral como a las rodillas, manos y cadera, con predominio de aquellas que han de soportar el peso del cuerpo.

¿Qué son las articulaciones?

Las articulaciones son aquellas estructuras que permiten la conexión entre dos extremos óseos (codo, rodilla, cadera, etc.). El cartílago articular es el tejido noble de una articulación y es el encargado de recubrir las superficies articulares de los extremos del hueso. Las funciones de este cartílago son permitir el deslizamiento de las superficies articulares y hacer de amortiguador ante las fuerzas que se producen en la articulación.

hueso-artrosis

¿Es frecuente la artrosis?

La artrosis es un trastorno frecuente que aumenta con la edad. A partir de los 35 años, el 50% de las personas presentan algún indicio de la enfermedad. Esta cifra se incrementa hasta el 80% después de los 55 años y al 85% a partir de los 65 años de edad.
Existe una diferencia notable entre sexos, afectando al 29,4% de hombres y al 52,3% de mujeres.

dolor¿Cuáles son las articulaciones más afectadas por la artrosis?

Las localizaciones más frecuentes de la artrosis son: rodillas (gonartrosis), ciertas articulaciones de las manos (interfalángicas distales o proximales y rizartrosis), caderas (coxartrosis) y pequeñas articulaciones de la columna (espondiloartrosis).

¿Cuál es el principal síntoma de la artrosis?

El dolor es el principal síntoma de la artrosis, aunque existen formas en las que puede estar ausente. Las características del dolor son muy típicas, suele aparecer con el movimiento articular y cede con el reposo. La artrosis es una enfermedad crónica que alterna períodos sin dolor en los que el paciente puede desarrollar una actividad diaria normal (acorde a su edad y condiciones físicas) con brotes de dolor articular.

artrosis-mano¿Aparte del dolor, qué otros síntomas y signos provoca la artrosis?

Junto con el dolor, el enfermo puede percibir crujidos al mover la articulación afectada y ocasionalmente pueden aparecer derrames articulares intermitentes (presencia de líquido a nivel de la articulación afectada). En la artrosis avanzada puede producirse una limitación de la movilidad de la articulación y pueden aparecer deformidades (por ejemplo los típicos nódulos en los dedos de las manos).

¿Cuáles son las causas de la artrosis?

Hasta el momento actual no se conocen con exactitud las causas que producen la artrosis, pero existen algunos factores de riesgo asociados a su aparición. La edad es un factor favorecedor en la presentación de artrosis. La repetición de los movimientos articulares puede llevar a largo plazo a la sobrecarga articular, por eso determinadas actividades laborales (peluqueras, albañiles, etc.) y ciertos deportes pueden beneficiar la aparición de artrosis en algunas articulaciones. La obesidad no parece participar en el desarrollo de artrosis, pero sí que puede agravarla en determinadas articulaciones (rodillas). Los factores genéticos se han relacionado con algunos tipos concretos de artrosis. Las fracturas antiguas también pueden favorecer la aparición de artrosis.

diagnostico-artrosis¿Cómo se diagnostica la artrosis?

El diagnóstico de artrosis se realiza a través de los síntomas, y complementariamente de las imágenes de las radiografías. Los hallazgos más frecuentes que se pueden observar en la radiografía son consecuencia del desgaste de la articulación. Es importante remarcar que no sirve para nada solicitar más radiografías porque no aportarán nuevos datos ni harán cambiar el tratamiento. Los análisis de sangre no son útiles para el diagnóstico de la artrosis. Solamente se utilizan para descartar otras enfermedades reumáticas.

¿La artrosis es una enfermedad invalidante?

En la mayoría de casos no es una enfermedad invalidante y, aunque no existen tratamientos curativos en la actualidad, se dispone de terapias eficaces para aliviar el dolor, mejorar la movilidad y enlentecer la evolución de la enfermedad.

¿Cómo se puede evitar el deterioro progresivo de las articulaciones en la artrosis?

Las articulaciones con artrosis sufren un cierto deterioro y por tanto, hemos de hacer un uso cuidadoso de ellas: Evitar las sobrecargas y sobreesfuerzos

Utilizar otras articulaciones más fuertes y menos dañadas, ejercitarlas con moderación en las fases sin dolor y guardar reposo en los brotes dolorosos.

Descargar las articulaciones de piernas y pies con bastones, caminadores o muletas.

Es muy importante evitar la sobrecarga producida por el exceso de peso (obesidad); perder peso suele mejorar los síntomas de la artrosis.

recomendaciones-artrosis

¿La actividad física es beneficiosa para la artrosis?

El ejercicio físico es muy beneficioso para la artrosis: Caminar, montar en bicicleta, nadar, de forma moderada y regular (varias veces por semana durante unos 30 minutos). Si produce dolor intenso o el dolor se prolonga más de una hora después de acabar el ejercicio físico hay que disminuir su intensidad. ¡Ojo!, si hay un brote de dolor hay que hacer reposo.

¿Cuál es el tratamiento de la artrosis?

En cuanto al tratamiento farmacológico de la artrosis, no existe en la actualidad ningún medicamento curativo, pero se dispone de medicamentos que disminuyen el dolor, mejoran la movilidad de la articulación y pueden enlentecer el proceso artrósico. Por lo tanto, es absurdo soportar el dolor si éste se puede reducir.

El ejercicio moderado, como caminar por un terreno llano o ir en bicicleta, es positivo para la artrosis de la rodilla y cadera, mientras que hacer ejercicios con las manos lo son para los dedos.

No deben realizarse ejercicios que provoquen dolor. Tampoco se ha de practicar ejercicio durante los períodos en los que el dolor sea importante, mejor hacer reposo durante unos días.

Cuando la artrosis de rodilla o cadera impiden el movimiento, el dolor es intenso y no se calma con los medicamentos, se debe plantear la intervención quirúrgica. Antes de tomar una decisión, hay que valorar la edad de la persona y su estado general de salud.

ejercicio-artrosis

¿Qué es la condroprotección?

La condroprotección es el conjunto de acciones dirigidas a prevenir, retrasar o reparar las lesiones degenerativas de la articulación.Las medidas para la condroprotección son las siguientes:

  • Evitar el daño de la articulación: traumatismos en general, lesiones deportivas y enfermedades de la articulación.
  • Proteger la articulación y retrasar su deterioro: evitando el sobrepeso, manteniendo posturas físicas adecuadas, realizando ejercicio físico moderado y potenciando la musculatura.
  • Tratar los procesos inflamatorios y las lesiones del cartílago articular mediante un tratamiento médico (analgésicos, antiinflamatorios o condroprotectores) o quirúrgico.

¿Qué son los medicamentos condroprotectores?

Los medicamentos condroprotectores son aquellos fármacos que actúan protegiendo el cartílago articular, el hueso subcondral y la membrana sinovial, que son las estructuras que forman parte de la articulación. Este grupo farmacológico englobaría a los fármacos dirigidos a preservar el cartílago y a frenar la evolución de la artrosis.tratamiento-artrosis

¿Cómo actúan los condroprotectores?

Los beneficios del tratamiento condroprotector son los siguientes:

  • Disminución del dolor y mejora de la movilidad.
  • Reducción de la necesidad de analgésicos y antiinflamatorios.
  • Control de la progresión de la artrosis.

Los condroprotectores mejoran el dolor y la limitación funcional de la artrosis a las 2-3 semanas después de iniciado el tratamiento, prolongándose temporalmente su efecto después de retirarse el fármaco. Por lo tanto, los condroprotectores son medicamentos de acción lenta y duradera.

¿Qué condroprotectores por vía oral existen?

En este grupo de fármacos se incluyen el condroitín sulfato, la glucosamina y la diacereína. Se trata de medicamentos seguros que se pueden tomar durante largo tiempo. La Asociación Europea de Reumatología (EULAR) y la Sociedad Española de Reumatología (SER) avalan la eficacia y la seguridad de los condroprotectores para el tratamiento de la artrosis.







Los mitos de la artrosis

Los "Mitos en artrosis" son dogmas erróneos en el tratamiento de esta enfermedad, partiendo de situaciones cotidianas en la relación con los pacientes.

La artrosis es consecuencia de la edad

La edad no es excusa para dejarse de preocupar por uno mismo. Esa actitud pasiva y resignada, a veces demasiado frecuente entre las personas mayores, no es saludable, entre otras cosas porque el bienestar, entendido como calidad de vida y salud, hay que ganarlo a pulso y con esfuerzo, y no encogiéndose de hombros, especialmente cuando se sabe que el tratamiento de la artrosis, puede evitar el dolor, aumentar la movilidad y detener el deterioro de la articulación. Además, existen otras causas de artrosis al margen de la edad: deformidad articular previa, traumatismos previos, antecedentes genéticos, prácticas físicas intensas, ciertas actividades laborales, ciertas enfermedades sistémicas, obesidad y menopausia precoz, entre otras.

 01_edad
 02_frenar

No se puede hacer nada para frenar la artrosis

De nuevo esa actitud negativa. Destiérrela. Siempre se puede hacer algo. Es cierto que hasta hace relativamente poco tiempo la artrosis se consideraba como una enfermedad que avanzaba sin remedio, pero la medicina ha progresado mucho en los últimos años. Hoy en día muchos de los problemas relacionados con la artrosis pueden remediarse o, cuanto menos, atenuarse con un tratamiento de base con fármacos protectores del cartílago (condroprotectores), como condroitín sulfato y sulfato de glucosamina.

No me pueden recetar nada más para la artrosis porque las pastillas me dan dolor de estómago

Posiblemente se refiera a los fármacos antinflamatorios, de los que hay numerosas variedades y, sí, es cierto que poseen efectos gastrointestinales secundarios que obligan a utilizar un protector gástrico para evitar problemas, como el sangrado, pero no es cierto que no haya alternativas. De hecho, éstas son tanto o más eficaces para el control del dolor, y presentan menos riesgos. Se trata del paracetamol y de los fármacos condroprotectores (protectores del cartílago), como el condroitín sulfato y el sulfato de glucosamina. Estos últimos, además, podrían actuar frenando la evolución de la enfermedad. Condroitín sulfato ha demostrado que disminuye las necesidades de analgésicos y antinflamatorios, aportando un beneficio en las personas que se ven obligadas a tomar varios medicamentos.

 03_estomago
04_deporte  

Siempre he sido deportista, ¿cómo puedo tener artrosis?

Los deportes de competición pueden desencadenar la aparición de artrosis debido al uso repetitivo y la sobrecarga de todos los elementos que constituyen la articulación, principalmente los ligamentos y el cartílago. Es distinto y mucho más beneficioso el ejercicio encaminado a mantener la movilidad y la función de la articulación que no el que se realiza bajo unas exigencias que, a veces, sobrepasan la capacidad de resistencia articular.

 

El reposo es bueno para la artrosis

No. De hecho es más cierto lo contrario: una articulación que no se mueve es más fácil que se anquilose y pierda su fuerza y su movilidad. Pero eso sí, hay que adaptar el ejercicio al grado de artrosis y a la articulación afectada. Caminar y nadar son, en general, ejercicios recomendables, aunque cualquier otro ejercicio que pueda llevarse a cabo sin dolor es adecuado.

 05_reposo
06_masajes  

Los masajes no me han mejorado

La mayoría de los masajes ejerce un efecto meramente relajante de la musculatura y los ligamentos que rodean la articulación. Tal efecto es momentáneo y no puede suplantar al tratamiento médico convencional, enfocado a ganar movilidad y fortalecer la musculatura. Tenga en cuenta que el auténtico problema de la artrosis se sitúa en la profundidad de la articulación, ahí donde los dedos no llegan, no en la musculatura. Los masajes van bien para aliviar y relajar, pero no para tratar.

 

La artrosis no mejora por muchas medicinas que tomes

El mito de la artrosis como un estigma que marca de por vida al paciente que la sufre pertenece ya al pasado. No sólo los métodos farmacológicos clásicos (paracetamol y antinflamatorios), sino los más modernos (protectores del cartílago), así como los consejos sobre las actitudes que debe adoptar en su vida cotidiana, sin duda le ayudarán a mejorar su articulación.


07_medicinas
08_radiografia  

Doctor, me duele la espalda, pídame una radiografía

El dolor de espalda es uno de los más frecuentes que afectan a los seres humanos, me atrevería a decir, desde que empezamos a caminar erguidos. Dentro de los dolores de espalda, la lumbalgia es, con mucho, la más frecuente. Las radiografías sólo están indicadas ante determinados signos, que pueden hacer pensar a su médico de cabecera en problemas de compresión de la médula o de sus raíces nerviosas, lo que no es frecuente. Si estos signos no están presentes, su médico sabe muy bien que la realización de radiografías, especialmente de la columna, no le van a ayudar al alivio del problema y, por el contrario, van a exponerle a una radiación importante que puede traer consecuencias negativas.

 

Doctor, ¡cómo voy a utilizar bastón! No soy tan mayor

¿Y por qué no, si le puede ayudar? No es baladí aquello de que el bastón es un signo de sabiduría. Si a los reyes, los emperadores y los faraones les ennoblecía llevarlos, ¿por qué a usted no? El bastón es quizás la herramienta más antigua del hombre, muy anterior al fuego y a la fabricación de puntas de flecha, por poner dos ejemplos. Por algo será. No lo deseche tan fácilmente. Su utilidad es evitar la carga sobre la rodilla y la cadera, lo que hará que disminuya el dolor, que aumente su movilidad y le ayude a mantener la estabilidad y disminuir el riesgo de caídas.

09_baston
 10_traumatologo  

Quiero que me envíe al traumatólogo para tratar la artrosis

El traumatólogo está perfectamente capacitado para tratar la artrosis, pero existe el reumatólogo que es un especialista de las enfermedades de las articulaciones como la artrosis. Si su médico de cabecera le remite al reumatólogo es porque considera que, en su caso particular, el seguimiento por este especialista es más adecuado.



* Esta web no está destinada a reportar efectos adversos de los productos de Bioibérica. Si desea reportar efectos adversos, contacte con el departamento de Farmacovigilancia
Copyright © 2019, Bioiberica, S.A. Todos los derechos reservados.